EspañolInglésFrancés

Subrogación hipotecaria: ¿qué es? ¿cuánto cuesta? ¿es buen momento para ello?

Categoría: Hipotecas

¿Conoces el término subrogación hipotecaria? Se da cuando el deudor o la entidad financiera de un préstamo hipotecario son reemplazados por otro deudor u otra entidad financiera.

Quizá se entienda mejor si explicamos los dos tipos que existen:

Subrogación por cambio de acreedor: es la más común. El deudor quiere cambiar de banco para mejorar las condiciones de su hipoteca. Los motivos más habituales son mejorar los tipos de interés, eliminar los productos vinculados o realizar algún ajuste en los plazos de devolución.

Subrogación por cambio de deudor: esta se da cuando un nuevo comprador se subroga a la hipoteca del antiguo inquilino, con previa aceptación por parte de la entidad bancaria.

¿Cuánto cuesta subrogar una hipoteca?:

Entre los gastos que conlleva una subrogación están:

  • Comisión de subrogación
  • Notaría
  • Gestoría
  • Inscripción en el Registro de la Propiedad
  • Es habitual que el nuevo banco solicite una tasación de la vivienda, gasto que soporta el deudor.

¿Solo beneficia a las hipotecas variables?

Pese a que un euríbor bajo afecta positivamente y directamente a los prestatarios con una hipoteca variable, aquellas personas que tienen una hipoteca fija también pueden sacar provecho de ello mediante una subrogación.

Esto se debe a que aunque las hipotecas fijas no varíen los intereses en función de la fluctuación del euríbor, este sí que condiciona el mercado hipotecario en conjunto. Es decir, para ser más competitivas frente a las variables, las tienen que posicionar con tipos de interés bajos. Actualmente, las condiciones financieras son muy atractivas para los clientes, por lo que es un buen momento para cerrar una operación de este tipo.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario Aceptar Más información